Ischia: la isla de esmeralda

Es la isla más grande del golfo de Nápoles, una esmeralda por su exuberante vegetación que empieza desde el pico más alto de su monte Epomeo y termia a nivel del mar.

Este pañuelo de tierra representa los elementos básicos: fuego, tierra, agua y aire. Podemos decir que ella está sentada arriba del fuego, porque su subsuelo todavía hierve de lava.

Por su origen volcánico la tierra es muy fértil y gracias al clima es perfecta para cultivar las viñas.

Fueron los griegos que empezaron el cultivo de la uva y la producción del vino cuando fundaron ahí la primera colonia de la Magna Grecia hace casi 3000 años. Hoy día el vino se sigue produciendo y es famoso en todo el mundo.

El agua se encuentra bajo tierra y todo a su al rededor. Las vísceras ardientes calientan manantiales de agua dulce así que es rica de agua termal que uno puede disfrutar bañándose en los parcos termales.

Su maravilloso mar está habitado por peces mediterráneos y tiene un hermoso fondo marino. El aire está perfumado por la briza del mar y por las flores durante la primavera.

La belleza de la isla no está solo en su naturaleza sino también en su historia, arte, bienestar, tradiciones y comida típica. La gira empezará desde el puerto de Nápoles hasta llegar con el barco.

A la llegada se tomará un taxi o un bus privado para dar la vuelta estacionando en los lugares más hermosos.

A la hora del almuerzo se hará la parada en un restaurante típico, se tendrá tiempo libre hasta tomar el barco para regresar a Nápoles.

Duración del recorrido: todo el dia
Equipo: calzado cómodo y ropa informal, gorra y botella de agua para los días soleados, paraguas y/o campera impermeable para los días lluviosos.