Nápoles desde su origen

Nápoles no fue construida en un día, de hecho, tiene una historia larga y compleja.

Los maravillosos monumentos, iglesias, edificios, y castillos muestran muy bien la gloria de su pasado. En ellos hay una mezcla de diferentes estilos que empiezan por el románico y llegan hasta el contemporáneo.

Esta ciudad afuera de lo común absorbió culturas que llegaron de todas partes transformándose en algo original. Ella tiene una relación profunda con el mar y gracias a él vive. De hecho, fue fundada por los griegos que llegaron del mar hace 2500 años.

El tour empezará justo en el sitio donde empezó todo: “Castel Dell’ Ovo”.

A pie se llegará a “Piazza del Plebiscito”, la plaza más grande e importante de la ciudad, ahí se encuentran los monumentos más famosos, entre ellos: el Palacio Real, el Castillo símbolo de Nápoles el “Maschio Angioino”.

Mientras que en Inglaterra el té es una religión en Nápoles es el café, así que se hará una parda para tomar un café en el más famoso bar de la ciudad: “Caffé Gambrinus”.

La gira continua hasta llegar al casco antiguo de la ciudad. Caminando por la calle nombrada “Spaccanapoli” experimentará el corazón de Nápoles que es la zona más pintoresca, exuberante y rebosante de vida.

Es una red de intricadas y estrechas callecitas donde usted será inmerso en miles de colores, perfumes y ruidos. Paso a paso cruzará plazas lindas por sus bellezas y valor histórico como “Piazza del Gesú”, “Piazza San Domenico” hasta llegar a “Piazza San Gaetano”.

Duración del recorrido: 5 horas
Equipo: calzado cómodo y ropa informal, gorra y botella de agua para los días soleados, paraguas y/o campera impermeable para los días lluviosos.