Palacio Real de Caserta

Palacio Real de Caserta

Había un joven de una familia real que se llamaba Carlos. El no estaba destinado a ser rey y como en los cuentos de hadas su destino cambió.

Gracias a su madre Elisabetta, una mujer culta y de noble linaje, Carlos pudo llegar a ser Rey de Nápoles en 1734. Desde entonces Carlos III de Borbon queda con cariño en la memoria del pueblo napolitano.

Fue el promotor de la construcción de muchos monumentos y edificios que todavía embellecen y hacen preciosa la ciudad de Nápoles y sus alrededores. Entre ellos el Palacio Real de Caserta. Para construir éste edificio el rey encargó a uno de los más famosos arquitectos de la época: «Luigi Vanvitelli». Sólo dos grandes podían realizar una obra tan imponente y bella.

Éste hermoso edificio tiene dimensiones extraordinarias, es sólido y elegante, es precioso y aireado, la piedra que lo compone pierde su pesadez transformándose en una estructura armónica y liviana. El palacio está decorado con dos estilos principales: el Barroco y el Rococó y es una de las más bellas residencias reales de Europa. Según algunos llega a desafiar Versalles y también ganarle.

Esta joya de la arquitectura, pintura y decoración del 700 y del 800 te hará sentir la fascinación y la pompa de una dinastía que mandó el sur de Italia por más de un siglo hasta la unión del país.

Tiempo del tour: aproximadamente 2 horas
Equipo: calzado cómodo y ropa informal, gorra y botella de agua para los días soleados, paraguas y/o campera impermeable para los días lluviosos.
Itinerário: la gira se hará paseando en los apartamentos reales que son hermosamente decorados y amueblados. Ellos son el espejo de la dinastía de los Borbones.



0
Rated 0 out of 5
0 de 5 estrellas (basado en 0 reseñas)
Excelente0%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%

No hay reseñas todavía. Sé el primero en escribir una.

Escribe una reseña

 7 total views,  1 views today

Condividi